Tenerife

Espacios culturales de Tenerife

 

Filmoteca Canaria: 30 años (1984-2014)

 

La Filmoteca Canaria fue creada por Orden de la Consejería  de Cultura  y Deportes del Gobierno de Canarias el 3 de noviembre de 1984. En enero de 2005 la Filmoteca Canaria queda adscrita al Plan Canario del Audiovisual de la empresa “Canarias Cultura en Red”. La Filmoteca Canaria se divide en dos partes fundamentales:

I -Área de Archivo  y Recuperación con sede en Santa Cruz de Tenerife.

II -Área de Difusión con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

I. ÁREA DE ARCHIVO

Tiene como cometido principal la Recuperación y Conservación de todo material relacionado con el cine. La labor de recuperación es la localización de materiales cinematográficos en las islas o fuera de ellas, relacionados con el audiovisual canario. Entre estos materiales se encuentran tanto películas como carteles, fotografías, programas de mano, fotocromos,  bandas sonoras… En la conservación se pueden distinguir dos fondos bien diferenciados:

"Foto: Filmoteca Canaria"

-Fondo Audiovisual.

Comprende los trabajos relativos a la conservación y catalogación de películas. Actualmente el archivo audiovisual posee más de 6.000 títulos de películas, de los que 2.000 están en formato digital y videográfico, el resto en cine. La filmoteca dispone de una sala de visionado para que los investigadores y público en general puedan consultar los fondos audiovisuales. Se está recuperando y digitalizando todo el fondo canario, con especial prioridad a los cineastas canarios de las décadas anteriores a los años ochenta.

-Fondo documental.

Se divide en  fondo gráfico, fondo bibliográfico y hemerográfico.

El fondo gráfico está compuesto principalmente por  carteles, programas de mano, fotografías de rodajes, guías publicitarias, fotocromos,.. La filmoteca tiene en la actualidad una colección 8.500 programas de mano catalogados en una base de datos, unos dos mil   carteles, y aproximadamente unas 2000 fotografías; Se conservan planos y bocetos de algunos de los antiguos cines del Archipiélago; La antigua publicidad sobre cristal que se proyectaba antiguamente en los cines; Colección de 700 planchas de zinc de las que se utilizaban para publicitar las películas en los periódicos; El fondo bibliográfico y hemerográfico abarca libros, revistas y periódicos que en su mayor parte se encuentran catalogados. La Filmoteca conserva una amplia colección de las primeras revistas cinematográficas como Popular Films,  Film Selectos, La Pantalla, Cinegramas, etc.

- Colección de aparatos

Los aparatos más antiguos que se conservan en el archivo dela Filmoteca Canaria son las dos cámaras, un proyector y un aparato de duplicado de películas fabricados en Alemania en los años veinte, pertenecientes a José González Rivero, realizador del primer largometraje canario: El ladrón de los guantes blancos (1926) .La Filmoteca también conserva varios proyectores de Pathé Baby, 8 mm., Súper 8, 16 mm. y 35 mm.  Moviolas de 8 y Súper 8 mm., cámaras, etc. Algunos juguetes infantiles relacionados con el cine. También objetos pertenecientes a algunas de las salas de cine y antiguas distribuidoras de Canarias. En los últimos años el número de donaciones de material cinematográfico por parte de particulares y empresas audiovisuales se ha incrementado considerablemente.

Publicaciones

La Filmoteca ha publicado una serie de Cuadernos dedicados a una veintena de directores de cine, así como algunos libros relacionados con el cine en general. En los últimos años estas publicaciones han acogido textos sobre el cine canario, dentro de la colección Documentos de Filmoteca Canaria y se han publicado varios libros en colaboración con festivales de cine organizados en las islas. Ha publicado también la primera parte del catálogo Rodajes en Canarias, 1896 – 1950, y en el año 2012 ha publicado el segundo tomo: Rodajes en Canarias, 1951-1970.

II. ÁREA DE DIFUSIÓN

Proyecciones

La escasa existencia en las islas  de salas que proyecten un tipo de cine no comercial y en versión original subtitulada, hace que una de las funciones de la Filmoteca Canaria sea la difusión de este cine que no llega a las pantallas comerciales, así como la exhibición de títulos clásicos de la historia del cine. Otra de las funciones de este departamento es difundir los fondos audiovisuales relacionados con las islas, para así dar a conocer la importante labor de recuperación del archivo de filmoteca.

La Filmoteca Canaria  programa también en las islas no capitalinas y en municipios de las islas en colaboración con los Cabildos Insulares y Ayuntamientos. Programa anulmente proyecciones acompañadas de cine forum para alumnos de Primaria y Secundaria y talleres de cine para niños. Desde hace dos años se ha sumado a la celebración del Día Internacional de las películas caseras: Home Movie Day, que se celabra anualmente en más de noventa ciudades de todo el mundo.

María González-Calimano

Directora de Filmoteca Canaria

 

http://www.gobiernodecanarias.org/ccdpsv/cultura/filmotecacanaria/

Museo de Ciencias Naturales

 

"Foto: Museo de Ciencias Naturales"

Desde los antiguos gabinetes de maravillas, curiosidades y studiolos de siglos pasados, que otrora despertaron el interés de unos pocos privilegiados, los únicos que podían acceder a ellos; hasta las exposiciones actuales, donde los museos se constituyen en auténticos lugares que aglutinan distintas disciplinas del saber, presentadas bajo exposiciones de vanguardia que interesan a 014 - copiamuchos, a público variado, en especial a los más pequeños…algo ha cambiado.

El Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, incluido en el Museo de la Naturaleza y El Hombre (Cabildo de Tenerife), exhibe en sus salas de exposición, conforme a un discurso moderno y gran rigor científico, y junto a un diseño novedoso que permite simultanear disfrute y aprendizaje, numerosos conceptos sobre el medio natural de nuestras Islas. Pasear por dichas salas, en un entorno especialmente agradable, con certificado de accesibilidad oficial y bajo los cánones de conceptos museográficos muy actuales, algunos integrados en las nuevas tecnologías, conociendo aspectos de interés sobre biología marina, botánica, vertebrados, entomología, evolución, zoología, geología o paleontología… observando espectaculares piezas, algunas de las cuales encierran entrañables y anecdóticas historias, en ocasiones muy llamativas, resulta un auténtico deleite. Pero no hay que olvidar que estas salas son el resultado de un trabajo de años, constante, meticuloso y muy complejo, en ocasionas desconocido para el gran público, que llevan a cabo un equipo de profesionales entre los que se encuentran conservadores, técnicos, taxidermistas, didactas, preparadores, especialistas que –entre bambalinas- se hallan en constante gestión de talleres, exposiciones, ciclos de conferencias, proyectos de investigación, conservación de colecciones (cientos de miles de registros húmedos y secos de flora, fauna, mineralogía, fósiles…) en definitiva no solo preservando la riqueza natural, también traduciendo a un lenguaje accesible a todos, en especial para el público escolar,  ciencia, divulgando ciencia, una labor que permite acercar al ciudadano a una rama del saber que no es tan ardua como pudiera parecer en ocasiones  y que, en función de cómo se transmita, puede resultar especialmente interesante y atractiva, diríase cautivadora. Pero al mismo tiempo, inculcando valores de conocimiento y respeto de nuestro patrimonio natural, un patrimonio de valor incalculable que cada día confiamos sea más conocido y en consecuencia más amado. Venga y compruébelo, le esperamos.

 

Dra. Fátima Hernández Martín

Directora del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife

www.museosdetenerife.org

 

Museo de Historia y Antropología

 

Hstoria y Antropología, originalmente unidas en la tarea de explicar la naturaleza humana, luego tomando senderos separados para interpretar, la una el pasado y la otra el presente, se unen ahora de nuevo en el intento de comprender una sociedad que, aceleradamente transformada en las últimas décadas, busca encajar su pasado y su devenir histórico. El Museo de Historia y Antropología de Tenerife, tomando como referencia el pasado y el presente etnográfico, persigue ofrecer una visión más amplia y rica de la historia y la cultura de la isla.
Alejándose de las concepciones esencialistas de la cultura para mostrar el carácter complejo y dinámico de las prácticas sociales, el Museo es sensible a la pluralidad ideológica, y se concibe como un espacio para la integración social y para el diálogo intercultural.
El Museo mantiene dos sedes, la Casa Lercaro, en La Laguna, donde se presenta una síntesis de la historia moderna y contemporánea de Tenerife, y la Casa de Carta, en Valle de Guerra, con diversas muestras de la cultura rural de la isla. Con sus colecciones y con una sugerente programación de actividades y exposiciones temporales, se pretende contribuir a que, locales y visitantes, no vivan el presente como una discontinuidad, como un abismo entre la tradición y la modernidad, un lugar para la memoria histórica y la reflexión sobre la cultura contemporánea, para pensar el pasado y recordar el presente de la isla.

Casa Lercaro

Creemos que el pasado está ahí, detenido, fijo, inmutable, a la espera de ser des-velado. Pero del pasado, de lo que fue y no volverá a ser, sólo nos quedan sus restos, fragmentos y trazas que recopilamos y guardamos con la expectativa imposible de volver a recomponer su forma original. Tampoco podemos descubrir el pasado porque, en sentido estricto, es precisamente lo que ya no existe. Pero podemos representarlo, de forma imperfecta, en libros, películas, exposiciones… siempre abiertas a revisión, crítica y renovación. La exposición del Museo de Historia y Antropología de Tenerife, en la Casa Lercaro, es un recorrido por la historia de la isla, en la que se enfatizan los principales hitos económicos y sociales de los últimos siglos. Inconclusa y provisional, como inevitablemente los son todas las representaciones de la historia, esta exposición es, sin embargo, un acercamiento sintético a las dimensiones socioculturales del pasado insular y de su inserción en las dinámicas de historia de la expansión europea.

Casa de Carta

Lo local y lo global, lo propio y lo extraño, lo viejo y lo nuevo, el pasado y el presente, confluyen siempre en las culturas populares. Articulando la vida cotidiana, los objetos que nos rodean son tanto propios como extraños, banales como valiosos, artesanos como industriales. Y más allá de su aparente pasividad, los objetos expresan un complejo entramado de funciones y significados. Tengan una cualidad estética, funcional o simbólica, los objetos son expuestos en el museo para mostrar las relaciones entre los individuos y las cosas, y no por su valor en sí mismos. En la Casa de Carta, el Museo de Historia y Antropología de Tenerife presenta una amplia muestra de la cultura material de la isla y del conjunto del Archipiélago, ligada a las actividades económicas y las prácticas sociales más significativas de la etnografía insular. Enfatizando el carácter dinámico de la cultura popular, sus colecciones y actividades se orientan a insertar el museo en el entorno local y contribuir a su desarrollo comunitario.

www.museosdetenerife.org

 

Real Sociedad Económica de Amigos del País

 

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife nació en el seno de la ciudad de La Laguna el 15 de febrero de 1777, a mediados del reinado de Carlos III, en una de esas pocas épocas privilegiadas de nuestra Historia en las que el ansia por cambiar lo hasta entonces establecido, por alcanzar un horizonte distinto y darle un sentido racional a la existencia estaban en su mayor auge. Su fundación, en pleno apogeo del movimiento de la Ilustración en las Islas, constituyó una de las páginas más relevantes de los anales insulares de finales del Setecientos, siendo esta Entidad un verdadero «puente» entre las evoluciones iniciadas por la célebre Tertulia de Nava [conjunto de personalidades reunidas bajo similares inquietudes en beneficio de la isla] y la archiconocida Junta Suprema de Canarias [primer organismo de gobierno autónomo que tuvo el Archipiélago en su pasado reciente], ambas vinculadas a esta Sociedad por sus miembros, sus objetivos y sus recursos.

De hecho, puede afirmarse que la historia de Tenerife no puede explicarse sin el papel jugado por esta Real Sociedad en aquellos intensos momentos de estertor del Antiguo Régimen, contribuyendo de manera decidida a través de sus gestiones para que esta isla alcanzase una grandeza hasta entonces impensada e impensable. Esta Entidad no solo luchó porque Tenerife contase con los mejores adelantos en los campos de la industria, la economía y el comercio, con innumerables actividades enfocadas a esos fines, sino que, en el campo de las instituciones, sus desvelos, cristalizados en el esfuerzo desplegado por muchos de sus miembros y de sus contactos en tierras peninsulares y en la propia Corte, posibilitaron que Tenerife consiguiera en apenas cincuenta años el establecimiento del mayor centro educativo insular -la Universidad de San Fernando-, la independencia religiosa respecto a Gran Canaria con la creación del Obispado Nivariense –con sede catedralicia en La Laguna- así como otros logros no menos interesantes como la conformación del Jardín Botánico portuense, la instauración del Real Consulado Marítimo-Terrestre o la implantación de la primera imprenta oficial en las Islas –tras sus primeros escarceos en Santa Cruz de Tenerife adscrita al ramo militar-. La Real Sociedad hizo esfuerzos ímprobos por la mejora de las condiciones políticas y arancelarias del Archipiélago, consiguiendo disposiciones que abrieron brecha para la llegada de mayores cambios, cristalizados con el tiempo en el

Hoy, la RSEAPT, siguiendo la memoria de ese papel trascendental en las instituciones insulares contemporáneas, está presente en todos los debates sociales y culturales fomentando la creación de beneficiosas relaciones entre entidades, siendo sede de ponencias y exposiciones, o prestando colaboraciones de tipo patrimonial, teatral, musical o de toda índole, auspiciando un influjo a una labor cultural notable en la que juega un papel importantísimo el rico patrimonio histórico-artístico del que es depositaria.librecambismo y la posterior ley de puertos francos, buscando siempre la modernización de España y el fomento de su riqueza en todos los ámbitos. Era obvio que el espíritu que animaba la concepción de esta y de todas las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País surgidas en multitud de rincones de la geografía española buscaba potenciar el desarrollo económico, científico y educativo de las diferentes regiones nacionales con el propósito firme de impulsar los intereses generales. A lo largo del siglo XIX prosiguió esa tendencia de intervenir en labores de asesoramiento, de consulta y de apoyo para todas esas manifestaciones que se consideraban de importancia capital para el progreso de la isla, extendiendo incluso su ámbito de actuación a Santa Cruz de Tenerife, donde existió por algunos decenios la Sociedad Económica de dicha ciudad –que sería a su vez germen del Gabinete Instructivo, sociedad que influiría notablemente en el desarrollo de aquella urbe-.

"Foto: Real Sociedad Económica de Amigos del País"

En el transcurso del tiempo y en el desarrollo de sus procesos y actividades ha ido recibiendo donaciones, legados, depósitos y compras que han conformado un cuantioso material de diferente índole (histórico, científico, artístico, etnográfico y arqueológico), un rico legado de inestimable valor patrimonial acumulado a lo largo de más de dos siglos. Comenzando por la propia sede de la Real Sociedad Económica, radicada en la antigua casa de los Jesuitas, en el número 23 de la calle San Agustín de la ciudad de los Adelantados [edificio que data de 1733 y que perteneció originariamente a la Compañía de Jesús, que la ocupó hasta 1767], en su interior se custodia una interesante colección histórico-artística que engloba cuadros, testimonios gráficos, monedas, fotografías, postales, hasta llegar a su inestimable colección bibliográfica y documental, que se constituye, sin lugar a dudas, en su mayor tesoro. La biblioteca de la RSEAPT está conformada por aproximadamente 20.000 volúmenes, divididos en un fondo antiguo -con un núcleo representando la biblioteca de Nava o del marquesado de Villanueva del Prado, que conforma el grueso de dicho legado-; y un fondo moderno de temática y cronología variada, con un interés especial en las obras de temática exclusivamente canaria.

La parte documental, compuesta por un conjunto notable de manuscritos de muy diversa tipología que aglutinan todas las temáticas de interés para cualquier investigador histórico que busque rastrear líneas de estudio en el pasado insular, la integran el propio fondo de la RSEAPT, con documentación generada por la Entidad desde su fundación a la actualidad, seguida muy de cerca por el incalculable fondo Rodríguez Moure (el más significativo desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo), así como de diversos e interesantísimos legados personales.

 

                    Daniel García Pulido

                    Vocal de la sección de Archivo, Biblioteca y Patrimonio de la RSEAPT

http://www.rseapt.com